martes, 17 de diciembre de 2013

Me quiero separar pero no puedo...

José tiene 60 años, es profesional, está casado hace 33 años y tiene 2 hijos que ya no viven con él. Su esposa enfermó de depresión profunda, en la etapa de la adolescencia de sus hijos, y desde allí no logró sanarse, al contrario, ha empeorado su estado de salud en general.
José pasa una hora de la consulta hablando de su esposa, le pregunto de vez en cuando "qué sentis vos con esto que me contás" pero él no logra conectarse con su sentir, continúa el relato sobre su esposa y la enfermedad, hasta que en un momento puede mencionar que siente "angustia, soledad... y demasiada insatisfacción...". Hace unos meses José ha empezado a tomar de más y acostarse tarde, lo cual le ha generado problemas en su vida cotidiana, en sus vinculos. Toma conciencia de la necesidad de pedir ayuda, pues está en riesgo su salud y su continuidad profesional. Él dice:
-"una de las doctoras que atendió a mi esposa me dijo 'le aconsejo que se separe, busque una mujer y haga su vida porque su esposa no quiere curarse y si usted sigue detrás de ella se enfermará tambien', esto me quedó en mi cabeza dando vueltas... y la verdad que quisiera separarme... pero no puedo... a la vez, si sigo así terminaré por enfermarme como me dijo esa doctora... ya tengo problemas con el alcohol... hasta puedo perder tambien mi trabajo... quiero hacer algo.... por eso estoy aqui..." 
Lo invito hacer una meditación y él accede. Navegando mar adentro de su mundo interior, se va encontrando con diferentes momentos de su vida donde sintió "angustia, abandono y soledad". Asi llegamos a su niño interior herido, ese niño se sintió abandonado por su padre que se suicidó, y alejado de su madre que la sentía demasiado "distante, dura". Pudo ver el origen de su dolor negado, reprimido, el cual llevaba como un gran peso sobre sus hombros. José se conecta con la verdad de su sentir, y lo acompaño a ver cómo él ha llevado consigo esos sentimientos desde su niñez y cómo ha atraido esto mismo a su vida: "angustia, soledad y demasiada insatisfacción": Como es adentro es afuera.
José tomó conciencia, comprendió profundamente, pudo tomar la vida de sus padres tal como fue, con lo bueno y lo dificil; luego dió un paso hacia adelante, agradeció a su esposa y soltó su creencia de tener que hacerse cargo de ella: "tu por ti y yo por mi"; y pudo dar un paso más hacia adelante, hacia la vida. Luego se sintió "aliviado, liberado..." 
Ahora José tiene una gran resposabilidad, pues ahora él puede "ver" el origen de su sufrimiento y cómo repetimos patrones incorporados en nuestra infancia; y debe hacerse cargo de elegir si continuar o no con su vida tal y como es, con su "demasiada insatisfacción" como él mismo expresa; o tomar un nuevo camino que satisfaga su necesidad de amar y ser amado, un camino que lo conecte con la Vida. 
Cuando estamos "dormidos" nuestras heridas nos determinan...
Cuando "Despertamos" podemos ver, y a partir de ahi podemos elegir "Crecer" hacia un camino de plenitud y felicidad.

Ojalá elijamos tomar el "Camino del Amor", del amor adulto y permitirnos ser feliz!  

Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

martes, 3 de diciembre de 2013

Mi madre espera que yo me haga cargo de ella...

Hola Guadalupe, gracias por acompañarme en mi proceso de "darme cuenta", y tal como me lo pediste, te lo comparto para que lo publiques porque puede ser útil a otros. Este último tiempo me voy dando cuenta de algunas cuestiones que me hacen daño... por ejemplo, lo que me hace daño es que mi madre espera que yo me haga cargo de ella, tengo ya 47 años y sigo intentando hacer algo para entretenerla... Tenemos una casa de campo con mi esposo donde vamos todos los fines de semana, y yo llevaba a mi madre con nosotros. Un día se le rompió a ella una botella de vidrio y yo me corté con un vidrio que quedó en la pileta de la cocina. Gracias a esto, contigo pudimos ver que lo que necesitaba yo era "cortar" con mi madre, cortar con esa idea infantil de hacerme cargo de ella. También me dí cuenta que a mi me molestaba que ella estuviera allí, y en vez de hacer algo con eso, me enojaba y discutía con mi marido por cuestiones que no eran relevantes.
Hice contigo el ejercicio de ocupar el lugar de hija frente a mi madre, luego el de tomar a mis padres, y ahora me siento liberada, y siento que me reconecté con mi pareja, me he vuelto a enamorar!
Y hay algo más: he sentido cierta "culpa", y como me sugeriste, la observé, me dí cuenta cuando aparecía la culpa, respiré profundamente, le dí un lugar en mi, sabiendo que es parte de "volverme adulta", y se fue disipando poco a poco. Gracias! Susana H.

Ejercicio "Para liberarnos de las expectativas de nuestra madre hacia nosotros"
Visualizas a tus padres delante de ti.
Miras a tu madre con amor adulto y respeto, y si percibes que ella espera algo de ti que es demasiado, por ejemplo que te hagas cargo de ella o asumas algo por ella (esto es inconsciente), le miras y le dices: “No… Yo soy yo y tú eres tú… Yo por mi y Tu por ti…”.

Luego miras a tu padre, tomas con firmeza la energía masculina que viene de tu padre, él te empuja para que vayas hacia la vida, y tú te giras y miras hacia adelante, hacia la vida.


Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

lunes, 2 de diciembre de 2013

Los hijos de mi pareja no me aceptan...

-Hola Guadalupe, te cuento que me siento mal porque me fui a vivir con mi pareja hace un año y hay demasiados conflictos en la casa, no sé si podremos continuar. El tema es que él es viudo hace 5 años, tiene tres hijos de 20, 22 y 18 años, y ellos no me aceptan. Están constantemente buscando hacerme la contra en todo lo que pueden, es muy desgastante para mí. Mi pareja, Raúl, no sabe cómo actuar. Es todo muy complicado en la casa. ¿Tienes algo para decirme que podría ayudarnos? Gracias. Evangelina.

-Hola Evangelina. En un seminario de Bert Hellinger, un hombre le pregunta si la pareja con la que está tiene un lugar junto a sus dos hijos.
La respuesta de Hellinger, muy sabia y real, fue así:
"Una segunda mujer jamás tiene un lugar junto a hijos previos. Los niños jamás la podrán aceptar. Siempre se dirigen contra ella.
Y entonces la pregunta es ¿Cuál es aquí la solución?
Ella le dice a tus hijos:
-sólo soy la mujer de vuestro padre. Perteneces a vuestro padre y vuestra madre.
Por lo mismo tampoco se tiene que preocupar por ellos.
Entonces los hijos saben que con esta mujer están seguros".

Otra frase que ayuda es:
-"Amamos al mismo hombre, tú como padre y yo como pareja"

Cada uno ocupando su lugar, para que el amor pueda fluir.
Espero te resulte útil, cariños!

Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

domingo, 1 de diciembre de 2013

Me quedé a vivir con mamá... pero extrañaba a papá.

Me quedé a vivir con mamá... pero extrañaba a papá. Mi madre me decía que papá nos había abandonado, y eso me entristecía mucho... Ella estaba ahí conmigo... pero yo necesitaba a papá...
Sentía el vacío de no tener conmigo a papá... no conseguí llenarlo con nada... hasta que un día me enamoré... y creí que al fin podía llenar el vacío! pero él un día también se fue... igual que se fue papá... mi vieja herida se reactivó... sentía nuevamente el abandono... nuevamente sola...
Hasta que pude comprender que mis padres me dieron la vida, de ellos vengo... decidí tomar esa vida tal como me fue dada... dejando atrás los reproches, los resentimientos, las expectativas... pude comprender que esa niña herida que vive en mi interior puedo tomarla en brazos, mirarla con amor y darle hoy lo que ella necesita... puedo hacerme cargo de mi, de mi historia, de sanar mis viejas heridas, pues cada cual fue lo mejor que pudo ser... acepto y honro mi herida, pues así puedo sanar y crecer... en esa herida descubrí la perla de mi madurez... ¡Rendirme con humildad a la Vida es muy sanador y liberador!
Gracias por tus libros, fueron claves en mi camino. Un abrazo!

Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

jueves, 21 de noviembre de 2013

¡GRACIAS!



MENSAJE EN FACEBOOK DE LA PRODUCTORA MARIELA SOLANO, DEL PROGRAMA "HABIA UNA VEZ UNA MUJER", canal 13, SANTA FE:
Hoy grabamos el programa sobre "Crisis Vitales", y tuve el enorme placer de compartirlo con dos grandes Maestros para mi. En el 2007 tuve mi gran crisis, Agorafobia fue el diagnostico, 40 días encerrada, las 72 primeras horas sintiendo que ...me moría...y ahí realmente volví a nacer. Se rompieron todas mis transparencias...comer respirar escribir usar un celular...todo lo tuve que "re-aprender". Me acuerdo que mi papá me acompañaba todas las noches a la calle y me "enseñaba" a cruzar la calle de nuevo...todas cosas muy sencillas en apariencia pero muy "complejas" para mí esos días.
De la mano del Dr. Martín Musachiodi empece a transitar una nueva vida pero esta vez "despierta", en conciencia, con sentido, y me acompañó en los siguientes años dándome la fuerza y las herramientas que necesitaba.
Y Ma. Guadalupe Buttera me acompañó con sus libros y con su trabajo sobre desarrollo personal, sin ella saberlo.
Hoy siento que pude ser un nexo para que sus voces llenas de una amorosa sabiduría se escuchen amplificadamente y tal vez lleguen a alguien que este necesitando esas palabras.
Para mi esto es un logro personal, me emociona que hayan sido parte de Había una vez una mujer, y me emociona haber sido parte de eso. Ya estoy hecha amigos! que bueno que es sentir que tooodoo sucede para algo en esta vida! Como no ser inmensamente Feliz cuando mi vida tiene taantoo sentido???!!! Gracias a todos por acompañarme siempre!!!!

-Querida Mariela Solano GRACIAS a vos por tomar lo q comparto con amor y hacer que muchos más tbien lo puedan hacer! VIVA LA VIDA !! GRACIAS X SER COMO SOS ! abrazo!

Libros sanadores que te acompañan a reconectar con ese sabio/a que TODOS llevamos en lo profundo de nuestro corazón:


http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1


jueves, 14 de noviembre de 2013

Tengo conflictos con mi madre...


Julia tiene 38 años, un esposo y una hija. Llega a la consulta porque participó de uno de mis talleres y pudo darse cuenta que vive más desde su estado "niña" que desde el estado "adulto".
Dice tambien, que desde siempre siente que tuvo conflictos con su madre, que desde pequeña su madre la mandaba al psicólogo, incluso en un tiempo llegó a ir todos los días.
Trabajamos con las emociones, y surge mucha tristeza, desgano, deseos de morir.
Cuando profundizamos, Julia dice que su madre le ha confesado que antes de su nacimiento ha tenido dos abortos. Ahi estaba su angustia, su deseo de morir. Julia siente conexión profunda con esos dos hermanos abortados, mucha tristeza y emerge tambien una culpa por "tener yo la vida y ellos ni siquiera pudieron tenerla..."
Julia miró a cada uno de sus hermanos, le dió un lugar en su corazón, y sintió un poco de alivio.
Sin embargo, seguía con mucha angustia, y profundizando un poco más pudimos ver que estaba tomando la angustia de su propia madre al abortar a sus hijos. Cargaba sobre sus espalda la culpa de su madre. Hicimos un ejercicio para visualizar que le devolvía esta responsabilidad a su madre, pues ella no podía con esto porque es muy grande para ella.
Y asi si pudo liberarse. Luego, tomó a su madre y a su padre, y giró hacia la adelante, hacia la vida, enfocando su mirada hacia su nueva familia.

Ver el ejercicio Para liberarnos de las expectativas de nuestra madre hacia nosotros en la pestaña "Ejercicios" de este blog.
http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html

Si deseas para profundizar sobre el impacto del aborto en la pareja y los hijos, puedes leer los sig link:

http://despertarycrecer.blogspot.com.ar/2011/03/los-ninos-abortados.html

http://despertarycrecer.blogspot.com.ar/2012/01/la-madre-que-ha-abortado.html

Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

Mi hermano me odia...


Eugenio tiene 48 años, llega a la consulta porque dice que tiene un conflicto con su hermano , mayor  que él, y que esto le afecta en lo personal y en lo profesional ya que comparten una empresa heredada de sus padres. Él dice: "mi hermano me odia... el otro día hasta llegó a pegarme"
Tambien menciona que ha tenido cancer hace unos años, y ahora padece varios síntomas físicos.
Cuando comenzamos a trabajar con sus emociones, Eugenio siente mucha confusión, impotencia, rabia, angustia. Profundizando sobre estos sentimientos queda a la luz que es esto es lo que siente frente a sus propios padres. Siente odio hacia su madre porque no se sintió mirado, ni reconocido por ella, siente que su madre miró y sobreprotegió a su hermano. Siente bronca e ira hacia su padre porque no dividió la empresa entre su hermano y él antes de morir.

Las personas que nos incomodan son un regalo, pues nos están mostrando algo de nosotros mismos que no queremos ver.
Brigitte Champetier

Eugenio tiene un gran desafío para liberarse: elaborar y sanar estos vínculos primarios, soltar las expectativas que sus padres hayan sido y sean diferente a como fueron y son, hasta poder aceptarlos y honrar la vida que le ha llegado gracias a ellos dos. (si este es tambien tu desafío puedes ver y hacer el ejercicio "sanar lo no resuelto de nuestra historia" , "ocupar nuestro lugar de hijos frente a nuestros padres" y "reconectar con la vida a través de reconectar con nuestra madre y con nuestro padre" que encuentras en la pestaña "Ejercicios" de este blog)
El odio que siente que tiene hacia él su hermano es un espejo de su propio odio, ese amor decepcionado que siente hacia sus padres y hermano.

El desafío para liberarse de estas ataduras es ocupar el lugar de hijos frente a nuestros padres, tomar, aceptar y honrar la vida que ellos nos dieron; para luego, darnos vuelta y mirar hacia adelante, hacia la vida, y seguir nuestro propio camino, con nuestra nueva familia (pareja, hijos, profesión, etc).
El proceso de sanación es personal e instranferible. Esperar que sean los otros los que cambien es no tomar el timón de nuestra propia vida. Sanarse, crecer, evolucionar es más dificil que quedarse en la queja y el resentimiento, pues requiere mucha humildad de nuestra parte; pero debemos hacernos conscientes que quedarse en la queja y el resentimiento es lo que nos enferma, nos ata al pasado y no nos permite vivir libres, plenos y felices.
Cada uno elige, si queremos hacernos cargo de nuestra vida y sanar nuestra historia, o continuar en la queja y odio que nos enferma. Uno es VIDA, el otro es MUERTE.
Ojalá elijamos vivir y servir a la Vida!

Ejercicio poderoso de liberación:
Puedes escribir esta carta a mano; luego la quemas y tiras las cenizas donde quieras:
Yo…(escribe tu nombre y apellidos) en este acto de mi puño y letra como regalo al clan al cual pertenezco y en el amor de Dios, les agradezco, les pido perdón, les honro, me libero y libero a  mis padres, a todos mis antepasados, a mis hermanos, primos, etc.  y a mis hijos, de todos los programas inconscientes, de cualquier ofensa que otro clan haya recibido del nuestro, pidiendo perdón en nombre del que ofendió; de posibles pérdidas económicas, de herencia, de asesinatos y muertes repentinas, violentas, enfermedades mentales y/o físicas, accidentes, violaciones, adulterios, hijos no deseados, hijos no nacidos, no reconocidos, abortos, incesto, abandonos, crueldades, suicidios, maldiciones, desarraigos, falta de amor, todo lo que ha afectado a mi clan y a otros a través del mío, trabajos forzados, esclavitud, guerras, todo aquello que fuera alguna vergüenza y limitación. Los no dichos y toda memoria de dolor, para que ya no se siga perpetuando. Para mi mayor Bien y el de todos los involucrados. Espíritu Santo te entrego mi voluntad y me entrego a la Paz Divina.  Amén. Gracias, Gracias, Gracias que ya ha sido concedido.



Encuentras más ejercicios liberadores en la página 

http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html


Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera


https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

martes, 12 de noviembre de 2013

Siento un gran rechazo hacia mi padre...

Tengo 26 años, estoy en pareja, tengo un niño pequeño, hace un tiempo hice terapia y pude ver que el enojo que sentía con mi pareja venía de antes, que no era con él, sino que con quien estoy verdaderamente enojada es con mi padre. Resulta que mi padre me molesta, llega a mi casa en horario de cenar, me llama casi a diario para comentar todos sus problemas, como un niño... parecería que no me ve como una hija sino como su madre... esto me enoja mucho... no lo quisiera ver más... estoy harta de sus quejas, de su victimismo... basta! si algo no funciona, probá algo diferente! le digo yo, y él sigue con su queja y posición de víctima... ya no quiero más escucharlo y aguantar que invada mi casa con su mala energía... se vive quejando por todo, nada le viene bien... me hace daño verlo... y me pasa que no sé cómo manejar todo esto... por eso estoy aqui... esto es lo que me trae a consultarte...   

Trabajamos con esta joven, y pudimos ver que estaba tomando el enojo de su madre con su padre, enojo que su madre no se hacía cargo.
Su madre se había separado de su padre hacía 14 años, y ella era testigo del maltrato de su padre hacia ella, de la actitud pasiva de su madre frente a esto, lo cual también le provocaba enojo e ira. No soportaba ver que su madre no se defendiera de la actitud hostil que ejercía su padre hacia ella.
Esta joven pudo correrse de ese lugar, visualizar a sus padres delante de si, y expresarles:

-"Los asuntos entre ustedes los dejo con ustedes... yo solo soy la hija... tomo la vida que me dieron y haré algo bueno con esta vida... gracias... si..."

Luego dialogó con su madre y ella pudo darse cuenta de todo este enredo familiar... su madre lo toma, se hace cargo de su emoción, y cuando comienza a trabajarse, a reconcerse, hacer proceso de sanación interior, puede ver que reprimía su agresividad, que no sabía gestionarla, pues de niña su padre era violento con su madre y ella sentía mucho miedo por ello (historia que ella misma repite).
Bloqueó y reprimió su agresividad, y asi aparecían personas (como el padre de su hija), que abusaban emocionalmente de ella.
Pudo expresar su enojo hasta poder decir a su ex pareja y padre de su hija:

- “yo te elegi... Asumo las consecuencias... Dejo contigo tu parte de responsabilidad y yo me hago cargo de la mia... ahora te dejo en paz..."

Esta mujer sintió la necesidad de dialogar con su padre sobre su historia cuando era niño, y pudo conectar con el dolor profundo que había en él... indagando un poco más percibió tambien, el dolor de su abuelo (paterno) manifestado en violencia hacia sus hijos, y hacia su mujer (abuela de ella, mádre de su padre). Este hombre emigró de su país natal con el deseo de regresar un día a su tierra, y nunca logró volver, lo cual fue para él un gran dolor que solo pudo tapar con alcohol, y que se manifestaba con agresividad y violencia hacia su mujer y sus hijos.
Poner luz sobre estas cuestiones del árbol genealógico resulta muy liberador. Un desafío para todos nosotros hoy.
Con esta mujer hicimos un ejercicio con su agresividad, y ella logró reconectar desde un nuevo lugar, con su agresividad, un lugar más lúcido, más maduro, que por cierto, liberó tambien de tanto enojo que sentía su hija.

Ejercicio: Busco un lugar donde pueda estar tranquilo/a, centrado/a, y visualizo en frente a mi agresividad. En un lugar estoy yo y en frente mi agresividad (puedo representarla con un almohadón o un papel).
Durante un minuto me pongo en el lugar de la agresividad, espero a ver qué se siente, percibo mi cuerpo, me permito hacer los movimientos que sienta en mi cuerpo.
Vuelvo a ponerme en mi lugar, y si siento que es necesario, vuelvo a ponerme en el otro lugar más tiempo.
Luego, desde mi lugar, digo a la agresividad: “veo el dolor que está detrás de ti”; y me dejo llevar por el movimiento que vaya surgiendo.
Si he logrado abrazar mi agresividad, disfruto de la fuerza vital que surge de allí. Si aún no pude unirme a ella, dejo pasar unos días y retomo el ejercicio hasta poder tomarla como parte de mí.

"Hemos hecho lo que debíamos hacer"
Lc 17, 10

lunes, 11 de noviembre de 2013

Tengo alergia...

-Hola soy Lourdes, me gusto mucho la charla del video que vi, cuánta razón hay en todas sus palabras. Yo hace algunos años me aparecieron algunas alergia de contacto que cada año se me sumaban más y ahora tengo alergias respiratorias que se me están complicando mucho ya ni la medicación me está haciendo efecto me gustaría que me ayudara un poquito para salir de esto que me está pasando, gracias por todo.
-Hola Lourdes! Puedes realizar el ejercicio Para comprender el mensaje que nos trae un síntoma que encuentras en la página http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html
 Luego, dejas pasar unos días y haces el ejercicio Sanar lo no resuelto de nuestra historia; y al cabo de unos días más Re conectar con la VIDA a través de re conectar con nuestra MADRE y nuestro PADRE,

jueves, 7 de noviembre de 2013

Estoy preocupada por mi hija de 26 años...


Ella está muy triste, no se encuentra si misma, tiene muy baja autoestima, en los trabajos que tiene siempre le pasa que la tratan mal... he leído tus libros y sé que esto es un espejo de lo que ella siente por si misma, si es asi, la tratan como ella se trata a si misma... yo le he pedido disculpas porque recuerdo que cuando quedé embarazada tenía mis dos hijas muy pequeñas y no sabía cómo iba a hacer con un hijo más... me senti abrumada, triste, asustada... se lo comenté y le pedí perdón por ello, pero igualmente la veo mal... me gustaría saber si puedo ayudarla en algo...

Trabajamos en el consultorio con Pilar, la mamá de Laura de 26 años. En el ejercicio que hicimos, Pilar pudo ver que su hija estaba sentada, mirando hacia abajo. Pusimos un representante de ese ser a quien Laura miraba. Lentamente la madre pudo percibir de quien se trataba, era su suegra que había fallecido hace un par de años. Acompañé a Pilar a mirar a su suegra, respetarla, honrarla, agradecerle por haberle dado vida a su esposo, padre de sus 3 hijas, y algo se liberó... Cuando Pilar se hizo cargo de mirar hacia donde su hija miraba, y honrar a quien esperaba la honra familiar, percibió que su hija pudo liberarse... Luego recreamos su embarazo, el parto, con una nueva emoción, con alegría de saber que SI iba a poder con un tercer hijo, la tomó a su hija como un regalo de Navidad, pues nació en esa fecha, y fue acompañándola hasta verla crecer como es hoy... Luego de esta tarea, Pilar mira más allá, a la Luz de la Vida, en cuyas manos estamos todos, y entrega al Espiritu de Dios a su hija, ahora bendecida y liberada de la carga que, inconscientemente, llevaba a cuestas. Hermoso trabajo espiritual. En silencio y recogimeinto, dimos gracias a Dios juntas. Una bendición y un regalo del Espiritu de Dios. 


Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

Mi pareja me abandonó...

-Estimada he leido su libro caminar en pareja. Lamentablemente y con mucho dolor estoy sobre llevando el abandono de mi mujer por otro hombre, me podría recomendar material de lectura y/o enviarme material al respecto? Muchas gracias. Sdos cordiales. Juan

-Hola Juan! lo esencial es conectarse con la verdad que hay en nuestro corazón, pues entonces, si sientes dolor, dale un lugar a ese dolor, permitile estar, mientras respiras conscientemente; pues lo que nos enferma es la negación y represión de nuestras emociones.
Mi último libro, "Transitar Nuestras Crisis" podría ayudarte en el proceso. Tambien "Madurando Nuestros Apegos".
Puedes hacer el ejercicio que encuentras en la página http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html
Curar el corazón , luego de unos días continúas con el ejercicio Sanar lo no resuelto de nuestra historia. Te deseo lo mejor! adelante!

Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

martes, 5 de noviembre de 2013

Mi pareja es muy desconfiado sin motivos y no sé qué hacer...

-Hola Maria, quiero compartir con vos mi dolor y de alguna manera pedirte ayuda porque la verdad ya no se como hacer y que hacer.
Soy divorciada y estoy en pareja hace 9 años,ahora distanciados y con muchas idas y vueltas y por mas que nos proponemos no vernos mas,terminar,se nos hace imposible,es como que no podemos estar juntos pero tampoco separados. Yo lo amo e intento de todas las maneras posibles ayudarlo,su problema ,el de mi pareja es la DESCONFIANZA ...sin fundamentos concretos,sospecha,se imagina,etc,etc y se torna insostenible,pensé que viviendo juntos en una misma casa todo cambiaría y seria por el bien de los dos ,duramos 8 meses y me dejo,ya hace 9 meses que estamos separados pero viéndonos,por momentos muy bien y otros no tantos. le sigo insistiendo que por favor tenga un dialogo con un sacerdote,le recomendé el padre Axel,pero no,siento que no hay otro camino que de la mano de DIOS Y MARÍA.
Te parece que el libro TRANSITAR NUESTRAS CRISIS ... PODRÍA AYUDARME? Podrías darme un consejo al respecto? como se trabaja la desconfianza? Él reconoce que es un desconfiado por naturaleza sumado a situaciones que le tocaron vivir poco gratas y es como que todo/os los que lo rodean le mienten,ocultan,etc,ni en sus hijitos de 9 y 12 años confía,solo en sus dos hermanas y su madre.
Estamos sufriendo los dos,es terrible ...me consuela ir casi todos los días a misa,orar.

Desde ya mil gracias ... lluvia de bendiciones. cariños

-Hola! si cualquiera de los libros te puede ayudar, pues todos ayudan a re-conectar con el poder que anida en nuestro interior, a regresar a nuestro centro. "Madurando Nuestros Apegos", "Caminar en Pareja", vendrían muy bien.
El tema de la desconfianza de tu pareja, si tu no le das motivos, es un tema que él deberá abordar y sanar. Uno puede con uno mismo, pero no podemos sanar, salvar ni transformar a un otro, si podemos trabajarnos sobre nosotros mismos y a través de ello, otros se contagian, pero no es posible hacerlo por un otro, la sanación y liberación es personal e instransferible. Y él deberá hacerse cargo de elaborar y trabajar sobre su sentimiento "desconfianza" si desea vivir plenamente una relación.
En cuanto a ti, puedes hacer el ejrcicio 
Liberarse de apegos y luego de unos días, revisar cómo has cerrado tus parejas anteriores, haciendo el ejercicio Para despedirse de parejas anteriores. Los encuentras en la página http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html
Respecto a tu pregunta de cómo trabajar la desconfianza, en esta página tambien encuentras el ejercicio Para comprender el mensaje que nos trae una emoción , en este caso sería comprender el mensaje que trae la "desconfianza". Te deseo lo mejor, adelante! 

-Hola Maria, gracias por responderme tan pronto y tomarte tu tiempo en ello.
Tus palabras son de gran ayuda para mi en este momento y que gran verdad decís en todo, a veces estamos ciegos a la verdad y a la búsqueda desesperada de encontrar una pronta solución.
Me compre el libro
"CAMINAR EN PAREJA",y me voy tomando mi tiempo para leerlo detenidamente y meditar,que gran ayuda,me invade las ganas de leerlo juntos con mi pareja, por suerte tengo una amiga y compañera de trabajo,quien me hablo de ti, y día a día vamos acompañándonos en las diferentes situaciones que nos tocan vivir, hoy me dijo ... Sil ... no te apures, seguí con el libro tu solita,orando por sobre todas las cosas y tu pareja por su parte tendrá que trabajar solito sus inseguridades/desconfianzas,pero yo siento que debo seguir a su lado y sin presionarlo intentar trasmitirle/contagiarlo de que hay un solo camino ... MARÍA Y DIOS ...  y que con verdadero amor, todo se puede.
Nuevamente gracias y voy  hacer los ejercicios ...
LIBERARSE DE APEGOS...
cariños

-Hola! es muy sanador para nosotras poder hablar estas cuestiones del corazón, qué bueno tener alguien con quien poder compartirlo! Compartir con respeto, pues cada quien sabe muy bien en su interior qué es lo mejor para si, por ello, sigamos a nuestro corazón, pues él sabe la verdad, y conectadas con el Espiritu de Dios, que de de instante tras instante nos guía en el Camino... el Camino del Amor (otro libro muy bueno!)... único Camino...
Cariños! te deseo lo mejor! adelante! que el Espiritu nos guía!





Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

sábado, 2 de noviembre de 2013

Soy hija adoptiva, amo a mis padres y me cuesta aceptar a mis padres bilológicos...


-Hola Guadalupe, mi nombre es Sofía, tengo 26 años y sé desde pequeña que soy adoptada. Mis padres me lo dijeron pero yo nunca he querido saber nada de mis padres biológicos. He leído tus libros y sigo el blog Despertar y Crecer allí voy comprendiendo que ellos me dieron la vida y que no pudieron continuar sosteniéndome en vida, por ello me dieron, pero igualmente me duele mucho saber que a mi me dieron y a mis hermanos no...

-Hola querida Sofía. Para profundizar, te comparto aquí un texto y una meditación del filósofo Bert Hellinger, a quien sigo en sus enseñanzas pues me ha ayudado mucho a sanar y liberarme de ataduras que no me permitían ser feliz. En mis libros y mis blog comparto las comprensiones recibidas gracias a este maestro. Te la comparto a ti, con amor. 

La adopción enfocada desde el Espíritu
El niño adoptado también tiene padres, como cualquier otro niño. El niño adoptado también ha recibido la vida de unos padres en particular. Él pertenece a esta familia tanto como los otros miembros de ella. Él está vinculado a esta familia, sea cual sea su destino, y todos los demás miembros de esa familia estarán afectados por su destino. Ellos forman parte de él, como si su destino fuera el de ellos. La adopción no cambia nada, de ninguna manera.
Para este niño adoptado valen estos padres que le han sido dados como parte de su destino, tal como son y tal como es para él. Tanto los reproches hacia ellos, cargándoles con culpa como las exigencias ulteriores a su respecto, se oponen a esta fuerza del espíritu que mueve a ambos, padres e hijo, y que hace que nadie puede ser como ellos son.
¿Cómo puede y debe entonces arreglárselas un niño, a nivel del espíritu, con su destino de hijo entregado para la adopción? ¿Cómo puede y debe este niño manejar su destino de un modo que le permita reconocer y aceptar como valiosa esta grandeza que se le exige, tal como es?

El otro amor
El niño se puede representar a sus padres, aunque no los conozca. Sólo tiene que percibirlos dentro de él, y en seguida sabe todo de ellos, ya que están presentes en él. Están presentes en su cuerpo puesto que en él siguen vivos. Están presentes en su alma también. El niño siente como ellos, lleva alguna carga como ellos, y tal vez por ellos. Él está intrincado en el destino de ellos y de su familia. Él sufre como ellos, tiene esperanzas como ellos y espera una sanación como ellos. Se siente culpable como ellos, quiere expiar como ellos, incluso por su abandono.
Igual que sus padres, este niño sólo podrá liberarse de la intrincación y sus consecuencias en un plano del espíritu, al lograr conectarse con aquella fuerza y su movimiento, más allá de las dificultades que ocupan el frente de su vida. Esta fuerza les abarca a todos con la misma dedicación y les toma a su servicio para una meta que les sobrepasa. Es un servicio que rinden y que les hace crecer, así como a otros. La adopción es algo difícil para todos los que participan de ella, y se transforma en destino para ellos, llevándoles a más humanidad, más amor, más humildad y más grandeza.

La despedida
Propongo ahora un ejercicio interior que puede ayudar al niño adoptado a despedirse de sus padres con amor. Esta despedida requiere dos cosas: primero, el tomar, el tomar incondicional de todo lo que le ha sido dado a través de sus padres. Segundo, la renuncia, la renuncia completa a pedir más, y para siempre.
¿Cómo llevar a cabo este ejercicio en la persona?
El niño cierra los ojos y se imagina a sus padres ante él. Se han amado como hombre y mujer. No podían hacer de otra forma. Cualesquiera que fueran las circunstancias, una fuerza mayor los tomó a su servicio. Quiso que de ellos fuera transmitida la vida a este niño. El niño mira pues a su madre y a su padre tomados al servicio de esta fuerza. Y mirando más allá de ellos, se inclina profundamente ante la fuerza que percibe. Él toma consciencia que, a través de sus padres, esta fuerza le brinda la vida y el amor de ellos y también con amor lo cuida. El niño se entrega completamente a aquella fuerza y su movimiento, y dice:"Sí, lo acepto todo de ti, lo acepto como la vida que me das gracias a estos padres. Abro mi alma y mi corazón para este regalo. Lo conservo con fervor y respeto. Lo sigo adonde quiera llevarme. Gracias."
Luego el niño mira a su madre, tal como es, tal como esta fuerza la ha tomado a su servicio, al precio que le ha costado y al que le cuesta quizá aún ahora. Y le dice:"Querida madre, lo acepto todo de ti, al precio que tiene, tu precio y mi precio. Me vale a cualquier precio, el tuyo y el mío. Gracias.
Aunque me hayas abandonado para siempre, te he tomado como mi madre, que me ha sido dada por esta gran fuerza con todo amor. Tú también me puedes tener siempre. Te pertenezco aún. Si alguna vez me necesitas, tienes que saberlo: tú sigues siendo mi madre y yo tu hijo."
Luego el niño mira a su padre, tal como es, tal como esta fuerza lo ha tomado a su servicio, al precio que le ha costado y al que le cuesta tal vez aún ahora. Y le dice:
"Querido padre, lo acepto todo de ti, al precio que tiene, tu precio y mi precio. Me vale a cualquier precio, el tuyo y el mío. Gracias.
Aunque me hayas abandonado para siempre, te he tomado como mi padre, que me ha sido dado por esta gran fuerza con todo amor. Tú también me puedes tener para siempre. Te pertenezco aún. Si alguna vez me necesitas, tienes que saberlo: tú sigues siendo mi padre y yo tu hijo."
Después de un rato, el niño mira nuevamente a su padre y le dice:" Querido padre, te veo como mi padre y me veo como tu hijo. Te veo también como hijo de tu padre y de tu madre, vinculado a ellos con amor, y veo su destino y todo lo que han cargado de sus familias. Junto a ti, estoy vinculado a ellos y al destino que tuvieron que aceptar. Te dejo con ellos, así como te corresponde. Y me veo vinculado a ellos también.
No obstante miro más allá, a aquella fuerza que los mueve de forma tal y de la cual están al servicio. Yo también me entrego a ella y junto con ustedes digo "sí". Y "gracias". Y los dejo allí, tal como esta fuerza los atrae y los toma con amor."

A continuación, el niño mira a aquellos que lo han recogido y que le han permitido quedar en vida. Les dice: "Me han sido brindados, así como son. Me han aceptado cuando para mis padres yo era demasiado. Ahora son para mí madre y padre. Ahora son mis padres. Me han sido dados como segundos padres. Los tomo tal como me han sido regalados, al precio que les cuesta y que me cuesta, cualquier sea el destino que los ha hecho mis nuevos padres.
Luego mira el niño por encima de ellos a aquel poder que lleva todos los destinos en las manos, así como los diseña. Se inclina ante esta fuerza que lo mueve todo. Se entrega a ella y dice:"Sí. Lo tomo todo de ti, mi vida y mi destino. Me dejo llevar y guiar por ti. Cumplo con lo que has elegido para mí y con el rumbo que das a mi vida. Gracias."

El momento presente
¿Cómo y dónde está ahora este niño? ¿Sigue abandonado? ¿O se siente aceptado de un modo maravilloso? Se siente vinculado con el pasado y sus orígenes, tan lejos como lo pueda percibir. En cada fibra de su cuerpo se siente unido a sus ancestros y su energía de vida. Se siente unido a aquel poder del espíritu que los ha tomado a su servicio así como eran y así como son. Nadie, en este servicio, era mejor o peor, más pobre o más rico. Todos eran igualmente amados y dedicados al servicio de la vida.
Y este niño se sabe igual a ellos. Se sabe amado y acogido. Se siente presente en cada instante, totalmente presente, en toda plenitud, amado y junto a todos, unido.
Texto de la Revista independiente Hellinger, Septiembre 2007

Meditación para hijos adoptivos, por Bert Hellinger
Cierren los ojos.
Me imagino que ahora hay un niño adoptado y ese niño me dice que fue dado por los padres y ese niño está enojado con los padres. Siente que fue dejado de lado y en cierta manera también rechaza a los padres.          
Y ahora con el niño hago un ejercicio y ustedes pueden acompañar ese ejercicio y ganar algo esencial para ustedes mismos.
Yo le digo al niño, mira a tu madre tal como es, ella te dio la vida, sólo ella. Tú tienes la vida a través de ella. Pero esta madre está al servicio de una fuerza superior, de la que surge toda la vida y esa fuerza ha determinado que ella es para ti tal como es. Solo, porque es como es, pudo ser tu madre y ella te ha regalado la vida. Toda la vida, no faltó nada, tú has recibido todo de ella, porque estaba al servicio de esa fuerza. Y te dio la vida a un precio alto. Y que te haya dado la vida a ese precio la va a acompañar durante toda una vida y ella paga un precio alto por tu vida.
Y ahora la miras y miras por encima de ella, más allá de ella, a esa fuerza y le dices: tú me has dado esta madre,  como mi madre, para que yo pueda estar vivo. Yo tomo la vida a través de esta madre, tal y como es y a todo el precio que a ella le costó y que a mí me cuesta.
Y ahora miras a tu madre y le dices: “Querida mamá ”, tú me has sido regalada como mi madre, tal cual eres. Sólo porque eres tal como eres yo fui tu hijo y así lo tomo de ti, con todo lo que acompaña y me vale el precio alto que estoy pagando y hago algo bueno con eso, para tu alegría. Debes saber, que de todo esto que tú me regalaste, algo grande va a surgir y siempre vas a seguir siendo mi madre y siempre te llevo en mi corazón, con amor. Gracias.
Y ahora miras a tu padre de la misma manera, tal y como es, tal cual es. Miras por encima de él, hacia esa fuerza grande, que lo ha determinado a él como tu padre. Y le dices, gracias te tomo a ti como regalado por esa fuerza, sólo a través de ti tengo mi vida, sólo porque eres tal como eres yo estoy vivo. Gracias. Y lo tomo al precio completo que a ti te costó y que a mí me cuesta. Y hago algo bueno con ello, para tu alegría.
Y luego miras a tus padres adoptivos y miras más allá por encima de ellos. A esa fuerza grande. Esa fuerza grande les eligió para ti, para que te mantengan con vida y los miras tal como son, tal cual son. Y les dices a ellos, gracias. Tomo todo lo que ustedes me han regalado, a todo el precio que a ustedes les costó y que a mí me cuesta. Y hago algo bueno con ello para vuestra alegría.
Y ahora miras a tus padres y a tus padres adoptivos, por encima de ellos, a esa gran fuerza y dices: “yo lo tengo todo. Ahora soy libre. Ahora vivo y vivo totalmente y transmuto lo que me fue regalado con amor”.

Encuentras más ejercicios liberadores en la página http://iluminarnuestrosvinculos.blogspot.com.ar/p/ejercicios.html


Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

Me supera un sentimiento de ira...

-Hola Guadalupe, he leído tus libros y participé de tu taller "Vivir desde el adulto". Me he dado cuenta allí que no vivo como adulta, me siento como una niña asustada, y muy enojada también. Tengo una pareja y no soy feliz, pues  discutimos mucho, a veces siento rechazo e ira hacia él... a la vez no puedo estar sola... También me enojo muy a menudo hasta sentir ira hacia mi hija, ella tiene 25 años. Qué ejercicio te parece que podría hacer para salir de este estado?. Gracias. Susana, 4 años.

-Hola Susana. Puedes comenzar por realizar el ejercicio "Sanar lo no resuelto de nuestra historia", luego dejas pasar unos días y hacer el ejercicio "Re conectar con la VIDA a través de re conectar con nuestra MADRE". Luego me cuentas cómo te fue. Te deseo lo mejor!


-Querida Guadalupe, gracias! hice los ejercicios y me fue muy bien. Pude expresar la ira, que descubrí que es la ira que tenia con mi madre, ella es alemana y ha sido muy dura en la crianza, nunca me abrazó. Expresé mi enojo, mi miedo hacia ella, me costó mucho poder acercarme pero lo intenté y ahora me siento más liberada. También hice el ejercicio con mi padre y luego tomándolos a los dos. Me doy cuenta también que ese enojo con mi madre es el mismo enojo que tenía con mi pareja... y con mi hija... que así como mi madre no me aprobaba yo tampoco aprobaba a mi hija ser como es...  Gracias. Me siento mucho mejor y más adulta! 

"Todas las relaciones posteriores, incluyendo las relaciones de pareja, reflejan la relación original con la madre. Por eso, resulta poco provechoso trabajar directamente sobre una relación si no hemos antes encontrado a nuestra madre en un nivel profundo y pleno".

lunes, 28 de octubre de 2013

Tengo problemas con mi hija de 15 años...

Mabel tiene 40 años, y llega a la consulta por problemas con su primer hija de 15 años. Mabel no entiende qué le pasa a su hija que se escapó de su casa un par de veces y ha faltado a la escuela sin avisarle. Esto le provoca una profunda angustia y no sabe qué hacer para ayudarla.
Cuando comenzamos a trabajar con Mabel, ella pudo darse cuenta de lo que sentía su hija,  pues percibió la angustia de su hija por sentirse alejada de su padre:
-él es tu padre... puedes ir hacia él... tienes mi permiso para ir hacia tu padre hija...
A su vez, es tanta la angustia que le provoca esta situación que cuando le pregunto: ¿qué te pasó a ti Mabel con tu padre a los 15 años? Ella se conecta con su propia angustia, pues al igual que su hija no pudo relacionarse con su padre biológico. Vemos cómo se espeja su pasado en su hija hoy, cómo se repite su propia historia.
Mabel tiene como tarea hacer el ejercicio de reconectar con su padre hasta poder aceptar su historia y tomar la vida que le dió junto a su madre, de esta manera ella se hace cargo de su propia angustia por la ausencia de su padre en su vida. Ahora puede entender lo que sucede a su hija, puede comprender su tristeza, y dialogará con ella para ver cómo puede acercarse y conocer a su padre.
La situación de su hija hoy le muestra a Mabel su propia herida sin elaborar. Ahora que puede verlo, está decidida hacerse cargo.

Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

http://www.san-pablo.com.ar/comprar/advanced_search_result.php?search_in_description=1&keywords=buttera

https://www.morebooks.de/store/es/book/vivir-desde-el-coraz%C3%B3n/isbn/978-3-639-52180-1

Estoy en tratamiento por depresión...


Analía tiene 33 años, está con depresión hace un par de años, dificultades para encontrar pareja y conflictos en su trabajo. Llega a la consulta porque dice que "necesito poder ver qué me pasa y cómo puedo resolver esto porque no puedo estar toda mi vida tomando antidepresivos...".
Cuando comenzamos a trabajar con su historia, surge un gran desprecio y odio hacia su padre. Este es el vínculo sobre el que necesita trabajar Analía para poder sanar y liberarse, pues es un nudo que la ata y no le permite ir libre hacia adelante, y ser feliz. Es una hermosa joven, pero con un rostro de enojo que opaca su belleza, ella misma dice "quien se me va a acercar con esta cara de enojo que tengo..."
Analía toma consciencia de su odio y resentimeinto con su padre, y cuando ampliamos la mirada puede ver que él es un niño herido, pues perdió a su madre (abuela paterna de Analía) cuando apenas tenía 5 años:
-“Mamá, Papá, ahora puedo ver tu dolor y cuánta falta te hicieron tus padres, la misma falta que tú me has hecho a mí”
Analía hace el ejercicio de "re-conectar con nuestro padre" (lo puedes ver en la pestaña "Ejercicios" de este blog), se permite expresar su resentimiento, y sabe que deberá tomarse tiempo hasta poder aceptar a su padre tal como fue, y agradecerle y honrar la vida que le dió junto a su madre.

Estamos conectados a a través de “hilos invisibles” a nuestros padres y ancestros, que hicieron posible nuestra vida. Rechazar alguno de nuestros padres, es igual a rechazar una parte de uno mismo.
Cuando tomamos a nuestros padres, a su historia, a lo que fue, a lo que pasó, a lo que sucedió, estamos en sintonía con la vida.
Encuentras más reflexiones sobre el vínculo con nuestro padre en este link:
http://despertarycrecer.blogspot.com.ar/search?q=padre


Cuando una persona está separada de su madre o de su padre tiene sólo la mitad de la fuerza vital, y si sólo tiene la mitad de la fuerza vital se vuelve depresivo.
La depresión es una sensación de vacío, no de tristeza.
Tener una sensación de vacío significa que falta la madre o el padre.
En ese caso sólo la mitad del corazón está colmada.
La depresión desaparece y la persona está bien consigo misma cuando respeta y ama a la madre y al padre.