lunes, 13 de octubre de 2014

Para liberarnos de los conflictos ancestrales entre mujeres y hombres

"La mujer sufrió en tiempos pasados tanta agresión injusta, así como violencia, que las mujeres de hoy se unen a las mujeres del pasado. Se hacen cargo del sufrimiento de aquellas, y de su odio hacia los hombres. 
Entonces, se sienten fuertes, pero no para el amor. 
La pregunta es ¿qué sería la solución? 
Aquí, la solución no se encuentra en las parejas individuales, la solución es global. 
La solución es que las mujeres de hoy miren el sufrimiento de las mujeres de antes, que miren las injusticias que han sufrido, y que se mantengan en actitud humilde, respetuosa. 
Estas mujeres del pasado son las más grandes y nosotros aquí los descendientes, nos quedamos abajo. Entonces, las mujeres del pasado pueden crecer hasta su plena grandeza y las mujeres de hoy sienten las del pasado detrás de ellas, sienten su fuerza, se colocan al servicio de la vida… con un hombre, A SU LADO, no debajo de él.
Con eso, termina el uso del poder en la relación de pareja. 
La mujer ya no ejerce poder sobre el hombre y el hombre tampoco sobre la mujer. 
De esta manera, se dejan mutuamente en paz".
Bert Hellinger

EJERCICIO LIBERADOR:
Visualizas a tu madre y a tu padre delante de ti, toma conciencia que la Vida te ha llegado gracias a la unión de los dos: madre y padre. 
Te conectas con tu madre y mirándola ojos, le dices: 

 -“Tu por ti querida mamá, y yo por mi

-"Respeto y honro tu destino"

-"Gracias... Por favor... Si"

Luego miras a los ojos a tu padre,  y le dices:

 -“Tu por ti querido papá y yo por mi”.

-"Respeto y honro tu destino"

-"Gracias... Por favor... Si"

Luego, visualizas las generaciones de mujeres que precedieron a tu madre, es decir, visualizas detrás de tu madre a tu abuela, detrás de la abuela a la bis-abuela, detrás a la tatarabuela, y así, las demás mujeres que las precedieron, cada una en su lugar; y les dices

 -“Vosotros por vosotros y yo por mi


-"Ustedes son ustedes y yo soy yo"

-"Respeto y honro vuestro destino"

-"Gracias por la Vida que me llegó a través de ustedes"



Y visualizas las generaciones de hombres que precedieron a tu padre, es decir, visualizas detrás de tu padre a tu abuelo, detrás al bis-abuelo, detrás al tatarabuelo, y así, los demás hombres que los precedieron, cada una en su lugar, y les dices

 -“Vosotros por vosotros y yo por mi”.


-"Ustedes son ustedes y yo soy yo"

-"Respeto y honro vuestro destino"

-"Gracias por la Vida que me llegó a través de ustedes"



Visualizas a todos, hombres y mujeres de tu familia, y les dices:

-"Los conflictos entre ustedes los dejo con ustedes... tomo la vida que me ha llegado gracias a ustedes.... gracias.... por favor... si"



Luego te giras y miras hacia adelante, y si tienes hijos, les dices a cada uno:

-"Nosotros por nosotros y tú por ti"

Elevas tu mirada, miras más allá, hacia la Vida, visualizando a los lejos la Luz de la Vida, una luz lejana, infinita, poderosa; inhalas y tomas esa energía de vida, exhalas y sueltas todo lo que ya no necesitas hoy en tu vida, lo entregas al Creador: 

-Por favor, libera las memorias de dolor, rechazo, abandono, soledad, odio, venganza, miedos, ira, celos, envidias......... en mi y en mi familia... gracias.... por favor.... si.


Y sigo entregándome a la vida como es... Gracias! Si!



El árbol está vivo dentro de mí. Yo soy el árbol. Yo soy toda mi familia. El inconsciente familiar existe. Desde el mismo momento en que alguien toma conciencia de algo, hace que todos los suyos también la tomen. Ese alguien es la luz. Si uno hace su trabajo, todo el árbol se purifica. Alejandro Jodorowsky.

"El hombre tiene que asentir que pertenece al campo de los hombres (maridos y padres), cual haya sido la historia de estos hombres, devolviéndoles su responsabilidad en el daño que hicieron a las mujeres, honrando sus sufrimientos, agradeciendo ser un hombre como ellos. Luego puede honrar el campo de las mujeres, su dolor, sufrimientos y humillaciones, su rencor y su desprecio a lo masculino.


La mujer tiene que asentir que pertenece al campo de las mujeres (esposas y madres), cual haya sido la historia de estas mujeres, devolviéndoles sus circunstancias, honrando su sufrimiento y devolviéndoles su responsabilidad, agradeciendo ser una mujer como ellas. Luego puede honrar el campo de los hombres, su prepotencia, su expiación, su soledad".
Brigitte Champetier

¿Quieres escuchar audios que ayudan a Despertar y Crecer? en el sig. link:




No hay comentarios:

Publicar un comentario