viernes, 17 de octubre de 2014

Para liberarse de cargas que no son nuestras


Imaginas a tus padres delante de ti y les dices a cada uno:
- “yo soy yo y tú eres tú” 
-"Tú por ti y yo por mi"

Imaginas a un ancestro (no es necesario saber quién es) y le dices:
-"Ahora te veo... tu también perteneces...respeto y honro tu destino.... ya pasó todo, ahora puedes ir al reino de los muertos a descansar en paz..."
- “Tú por ti y nosotros por nosotros”
-"Tú por ti y yo por mi"

Al final te dices a ti mismo/a:
-“elijo vivir mi vida”

Respiras profunda y conscientemente. miras hacia adelante, hacia la Vida, visualizando a los lejos la Luz de la Vida, una luz lejana, infinita, poderosa; inhalas y tomas esa energía de vida, exhalas y sueltas todo lo que ya no necesitas hoy en tu vida, lo entregas a Dios... vas hacia la Vida...

Y sigo entregándome a la vida como es...

Encuentras más ejercicios liberadores en el sig. link:

Librerías virtuales:

1 comentario:

  1. gracias amiga por tus consejos liberadores,nos cuesta dejar a los demas con sus yerros, fallas, penas,es como si quisieramos hacerlos nuestros para actuar como creemos que deben hacerlo,en vez de enfrentar nuestra propia vida,
    Marugenia

    ResponderEliminar