viernes, 9 de enero de 2015

Acabo de ver uno de sus trabajos acerca de las meditaciones

-Acabo de ver uno de sus trabajos acerca de las meditaciones, me parece excelente porque ud. se imagina de repente a cuantas personas uno le cambia la vida de manera positiva con tan solo una palabra que es la que en ese momento necesita para seguir adelante.
Aide

-Dios quiera así sea para muchos de nosotros! 

Encuentras más ejercicios liberadores en el sig. link:

Librerías virtuales:

miércoles, 7 de enero de 2015

Ejercicio => renunciar a mi preferencia por mi padre o mi madre

Yo existo porque mi madre y mi padre se hicieron uno. 
Soy ambos, soy la fusión de los dos.
Entonces decido renunciar a mi preferencia por mi padre o mi madre. 
Ambos, padre y madre, son igualmente valiosos para mí. 
Ambas familias, la de mi padre y la de mi madre, son igualmente válidas  para mí.

Ejercicio:
Siento a mi madre en mi mano izquierda y a mi padre en mi mano derecha. 
Los miro, percibo, siento.
Honro y agradezco a cada uno por ser como es.
Ahora hago que las dos palmas se miren.  Mi madre y mi padre se miran.
Muy lentamente, acerco las dos manos. Hasta que se toquen, y se fusionen los dos.
Miro a mis padres unidos, les abarco  en una sola mirada, los dos juntos, estén cómo estén, estén donde estén. 
Con respeto y honra, lentamente, las acerco a mi pecho y los tomo en mi corazón.
Los honro a los dos a la vez, con el mismo agradecimiento y la misma entrega.

Y sigo entregándome a la Vida tal como es... Gracias... Por Favor... Sí...


TOMAR de nuestros padres para poder DAR. 
Así nos volvemos más prósperos y felices
"El dinero que recibimos es la compensación a nuestro buen dar. 

El buen dar empieza con los padres: cuando « tomamos » a nuestros padres,

o sea, cuando aceptamos recibir incondicionalmente todo lo que nos dieron

nuestros padres, necesitamos devolver, por agradecimiento, pero a los padres 

no les podemos devolver lo mucho que nos han dado, por lo que 

instintivamente nos giramos hacia los demás, pareja, trabajo, y a ellos damos

 lo que tomamos de los padres. Esto es el buen dar. Y el entorno nos lo 

compensa y agradece con la abundancia.
Tomar a la madre es contactar con el éxito y el dinero.
Tomar al padre nos abre a la fuerza de la realización profesional"
BERT HELLINGER
Encuentras más ejercicios liberadores en la página
Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":

domingo, 4 de enero de 2015

Fui a consultarte hace un tiempo y me hiciste ver una nueva perspectiva totalmente diferente que antes no veía

-Querida Guadalupe, fui a consultarte hace un par de meses y me hiciste ver una nueva perspectiva totalmente diferente que antes no veía.
Me ayudaste a ver los excluidos de mi familia que yo no veía... y quiero dejar mi testimonio.
Tengo 70 años, tuve un hijo a los 17 años con un muchacho de quien me enamoré perdidamente. Luego él desapareció de mi vida. Mi hijo creció y cuando tenía 2 años el padre vino a reconocerlo. Luego volvió a desaparecer. Mi hijo, en su adolescencia, comenzó a consumir drogas y alcoholizarse. Por ello, busqué al padre en su ciudad y me enteré que ya se había muerto. Lo maldije en ese momento porque sentí que me había dejado sola con mi hijo, y en esa situación.
Mientras mi hijo crecía, yo me casé con un hombre con quien tengo 11 hijos más, 7 están vivos y los otros cuatro vos me ayudaste a darles su lugar y reconocerlos, pues fueron abortos que yo no los tenía en cuenta. Fue muy fuerte para mi esa consulta contigo donde me acompañaste a darles un lugar en mi corazón a estos hijos excluidos, abortados.
Pasaron un par de meses, comencé a entender ciertas cosas, cada vez más;  y volví a consultarte por mi primer hijo que ya tiene 53 años y que está internado en un hospicio para enfermos mentales. Yo dudo de si es realmente enfermo o no. Algo en mi interior comenzó a cambiar. Hacía los ejercicios de tu página y sentía cosas nuevas en mi, y empezaba a querer comprender algo más.
Me acompañaste a ver que el excluido ahora era el padre de mi 1º hijo. Aquel hombre de quien tanto me había enamorado yo en mi adolescencia y con quien tuvimos un hijo. Esto me lo hiciste recordar tu, y me hiciste hacer un ejercicio donde yo me hacia cargo de mi parte por lo que no había funcionado entre nosotros, y a él le dejaba la suya. Le agradecía porque me había vuelto madre por 1º vez gracias a él, más, allá de lo que hubiera pasado, luego, entre nosotros.
Mi alma sintió un gran alivio, sentía que esto era una gran verdad. Siento M. Guadalupe que ha comenzado a surgir en mi familia un movimiento que lleva a vivir en la verdad, pues este 1º hijo mío era también excluido, como su padre. Este hijo mio, a su vez, tiene un hijo y un nieto que lo excluyen también, pero ya he hablado esto que comprendí en la última consulta contigo, sobre la necesidad de vivir desde la verdad, sin excluir a nadie, y él sintió esta verdad en su corazón e iremos mañana a ver a su padre, en el hospicio donde esta internado. Gracias M. Guadalupe! G.


-hola G.! qué hermosa experiencia de reconciliación con el propio destino... con la propia historia... cada uno fue lo mejor que pudo en el pasado, ahora es momento de reconocerlo y aceptar y honrar lo vivido juntos; pues así aceptamos y honramos al hijo que tuvieron juntos...  gracias a tu testimonio, ratificamos cómo el vacío en el alma por la falta del padre, lleva a muchos hijos a la adicción, en sus diferentes formas... observamos cómo los secretos familiares "enloquecen", aquello que no se dice, enloquece a alguien de la familia... al más sensible... observamos cómo los excluidos generan enfermedad en los descendientes.... Gracias a Dios hoy podemos comprender estas cuestiones profundas del alma, y re incluyéndolas, podemos liberarnos nosotros, y liberar a nuestros descendientes también... Honro a Bert Hellinger de quien recibí estas comprensiones humanas, profundas, del alma. Y como él mismo enseña actualmente, a partir de abrirnos al Espíritu de Dios podemos liberarnos y sanar. 
Gloria a Dios! Te deseo lo mejor! Que el Espíritu de Dios te siga guiando!




Encuentras más ejercicios liberadores en la página
Libros que "Iluminan Nuestros Vínculos":